sábado, 27 de febrero de 2010

DESGANA

Perezoso, desganado. Así comienza una nueva jornada.
En realidad no tiene nada de nuevo y sería mas correcto decir que
así comienza un día más.

Entrecierro los ojos mientras subo la persiana, preparándome para recibir la luz del sol.
Con la mirada inerte intento darme cuenta de que nada va a cegarme.
Hoy nada brilla. La mañama no es mucho más clara que la oscuridad de mi habitación.
Esta mañana el sol no brillaba.

Sin prestar demasiada atención fijo la mirada
en algún punto del horizonte gris que cubre la tierra
y por unos instantes parece que quiere venir a mi mente algún recuerdo perturbador.
Entonces mi mirada deja de ser tan inerte.
Respiro fuerte y gruñendo y maldiciendo
vuelvo a recogerme en la cama
al tiempo que afuera comienza a llover.

A veces pienso que el tiempo se contagía de mí y no al revés.

Sin nada que hacer, sin nada que pensar.
Sólo, en silencio y a oscuras.

¿Por qué soñar si al final debes despertar? Déjame dormir tranquilo y sin sueños.

Y quien quiere el oro. Nada brilla, no lo hará nunca más.
Me sobra el mundo y me faltas tú.
Entre sombras, cenizas y escombros me siento más seguro,
si todo está destruido no tendré miedo a que nada me caiga encima.
No necesito a nadie, no necesito la luz, no necesito un castillo.

jueves, 18 de febrero de 2010

ENTRE EL RUGIDO DEL MAR...

Sediento, esperando que la lluvia llene el vaso de agua y poder calmarme.
Refugiado en algún lugar, ignoro hacia dónde me llevará este sendero.
A dónde llegarán mis palabras.

Me gusta recordar, pensar, poner a prueba tus reacciones.
Tensar la cuerda y ver qué respuesta dan tus ojos.
Intentar entender las mil cosas que hay donde no existe nada.
Asegurarme o no de que tus palabras dicen lo mismo que tus miradas.
Tengo miedo de lo que pienso, de lo que siento,
de hacer, de no hacer, de equivocarme, de malinterpretar...
Me gusta reflexionar y darme cuenta de que no entiendo nada,
que soy incapaz de sacar nada en claro, de quedarme igual que estoy, que estaba.

No se si ahora me engaño, o ahora dejo de engañarme,
no se si me engaño a mi, a ti, a los dos,
al resto del mundo
o al mundo que es nuestro...

Todas las decisiones son malas...
Todas las decisiones son acertadas.
Me reconforta saber que tengo razón.
Me entristece despertar porque mi razón es errónea.
Me alegro de que no cambie nada.
Me fastidia seguir como siempre...

Y mientras busco reconciliarme con el sueño
aquí continúo, macerando mi locura
entre el rugido del mar
y el silencio de tus suspiros...

martes, 16 de febrero de 2010

MOTIVACIONES (Recuerdos del Asesino...)



Porque me cansé de ser un bufón
cuando debía ser un verdugo.
Porque aprendí que el destino no es algo seguro y que si no haces nada buscará a otra persona.
Porque nunca conseguí nada sin darlo todo a cambio.
Porque pudieron acabar conmigo pero por algún motivo no lo hicieron.
Porque después de mil derrotas necesitaba morir.
Porque en mi tumba reorganicé mis ideas y regresé con mucha más fuerza.
Porque entre seis mil millones de estrellas yo sólo quería una.
Porque no puedo derrotar al Universo yo solo y necesito tu ayuda.
Porque había 3 caminos para llegar a esa estrella.
Porque me precipité en el fácil y por eso fallé.
Porque desestimé por completo el difícil y porque llegaré hasta el final por el imposible.
Porque encontré la manera de ignorar el dolor apretando los dientes.
Porque soy el más fuerte y me consta que lo sabeis.
Porque mi infinita debilidad está escondida en una mirada.
Porque respiro espinas y el calor de la sangre que me produce me da más poder.
Porque exhalo veneno en cada respiración y eso os asusta.
Porque tengo una idea fija en la mente, y entre esa idea y yo sólo está el infinito.
Porque el infinito, pese a estar lleno de obstáculos, me resulta insignificante.
Porque no se llenarán más oceanos con nuestras lágrimas.
Porque cuando llegue el dia en que me rinda tras el primer portazo dejaré de ser yo.
Porque cuando cedas a la primera de cambio dejarás de ser tú.
Porque nadie nos dijo que en este laberinto nos cruzaríamos tantas veces.
Porque todo esto tendremos que descubrirlo, tarde o temprano.
Porque nos quedan muchos caminos juntos y muchos sueños en común.
Porque te he visto sonreir.
Porque aunque te esfuerces en ignorarlo, todo esto ya lo sabías.
... y por qué no?

CORAZÓN ENFERMO

Es difícil explicar algo desde la incomprensión.
Es difícil ser comprendido desde la ignorancia
y después de tanto tiempo siendo ignorado
¿por qué intentar explicarme?

Busco un lugar donde no me puedan seguir,
donde se pierda mi rastro para los amargos recuerdos.
Un lugar en que quedarme de pie, espectante.
Observando el final de la tierra.
Un lugar donde cerrar los ojos y dedicarme simplemente
a sentir el viento chocar con mi cuerpo.

¿Sabes? El amor no siempre es bonito,
si es que alguna vez lo fue.
Es un absurdo sentimiento, inútil y primario.
Capaz de levantar al más débil y de tumbar al más fuerte.
Yo nunca fui el más fuerte.

Así que he me aquí ahora.
Asomado al prepicio del mundo, donde todo se acaba,
preguntándome cuál será mi último pensamiento.
De quién será la última cara que recuerde.
Si sentiré miedo o alivio...

No me detengas ahora.
Es un poco tarde ¿no crees?
No, claro, nunca creiste.

Tu nunca creíste,
nunca creíste en mi.
¿Verdad?

sábado, 13 de febrero de 2010

NOSTALGIA

Sigo buscando un lugar donde poder esconderme
pero ni siquiera el mar de alcohol en que me sumerjo me indica ya el camino.
Mis sentimientos se desdibujan mareados por una resaca fatal
y aunque tus ojos entristecidos al verme intentan salvarme
la sombra de nuestra historia sepulta mi deteriorada autoestima.

Una sombra, oscura, negra, inmensa.
Antaño me aliviabas, cuando intentaba escapar del calor
y ahora que lo extraño, lejos de abrigarme del frío, tu sombra me hiela.

Te hiciste tan grande y brillante, tan deslumbraste
que finalmente conseguiste cegarme
y donde antes buscaba cobijo y confianza
ahora solo encuentro miedo e inseguridad.

Quizás por eso ya no quiero verte.
Porque no soy consciente de mi debilidad hasta que choco de frente con tu cruda dureza;
y en lo que antes era una hermosa flor con un hermoso perfume
ahora encuentro una rosa de espinas envenenadas.

En silencio, a solas, cuando nadie me ve
sigo dando golpes a tu puerta con mis puños desnudos.
Y al tiempo que mi piel se agrieta y se rompe
tambien se rompe y se quiebra mi alma.

¿Te llega el sonido?

jueves, 11 de febrero de 2010

ADVIRTIENDO

No debiste acercarte, te lo advertí.
No eras bien venido. Pero no quisiste entenderlo.

Pensabas que era palabrería.
Que estarías por encima de mi, que eras más fuerte.
Te equivocaste.
Por eso ahora tu estás bajo mi suela de acero implorando perdón.

Una vez más te escucho.
Aburrido por el asco que me produces.
tus lamentos son un incansable quejido que nunca termina.
La voz de la lástima. Una lástima que no acaba de extinguir.

Te has empeñado en prolongar tu agonía.
Pero no me das pena, no. No me das ninguna pena.
Oportunista, ruín, escoria.
Dejaré que te vuelvas loco, hasta que no seas más
que un pobre atormentado,
tu existencia es algo patético que debería expirar.

No lo alimentes, pequeña.
No escuches sus quejidos ni sus lamentos.
Él no tiene ni idea de lo que hemos pasado,
su palabrería y sus discursos le pasarán factura.


Sí, claro que lo harán. Pagará por todo lo que sufrimos,
y pagará también por todo lo que nos ignoraron.
¿Dónde estuviste cuando todo explotó?
Agachaste la cabeza y te escondiste en un agujero,
sin dar la cara hasta que todo pasó.

Pero no pasó todo, por supuesto que no.
Yo no he pasado. Pero lo haré, como una apisonadora.
Soy la venganza acechando tu mente.
Soy la guadaña que saborea el olor de tu cuello.
Soy la danza macabra que anuncia tu final.
Soy la hiena, sarnosa y babosa que destrozará tus entrañas
endulzando su risa con el sucio sabor de tu sangre.

Soy la muerte, apuntándote con mi dedo
y tu...
tu ya eres historia.

miércoles, 3 de febrero de 2010

BAILARINA

Esta no es mi historia. No, no es para nada la mia, ni tampoco es la tuya.
Podría ser la de cualquiera o la de nadie. Cualquiera puede ser nadie.
Tu ya no eres nadie. Yo tampoco soy nadie.
Pero los 2 podríamos ser nadie.

No tienes que disimular si no quieres.
A fin de cuentas, ¿quien no tiene un mal día?
¿una mala racha, una mala vida, una mala existencia?

Tampoco tienes que dejar de hacerlo si así te sientes más fuerte.
Yo lo hago, aunque no siempre me sale.
Te veo. Te observo. Todos lo hacemos.
Tu belleza, humilde e insuperable nos atrae sin que nos demos cuenta.

Nos contagiamos de la más necesitada calma al verte mover.
Cuando te ries nos contagias de algo que alguien llamó alegría.
Si te escuchamos, la más bella armonía cede su nombre a tu voz.
Tu sonríes y nosotros nos llenamos de ilusión a tu lado.

Ahora nos hipnotizamos con tu movimiento, bailarina.
Pero hoy tu baile es triste, como tus ojos lo son últimamente.
Hace algún tiempo te convertiste en alguien triste.
Y aunque suene egoista merecemos algo mas que este puñado de tristeza.

Muévete. Mueve tu cuerpo suavemente,
como una serpiente se mueve hipnotizada por un encantador.
Como la llama de una vela se mueve en la oscuridad llenando de luz las tinieblas.
No te apagues bailarina.
Los niños necesitamos luz para dormir sin temores...

martes, 2 de febrero de 2010

TRISTEZA CONTRA AMELIE (Recuerdos del Asesino...)

Quién eres, te preguntas. Quisieras saberlo,
pero no lo sabes. Sabes que tienes un nombre, que vives en algún lugar
que te dedicas a algo, y que hay mucha gente a tu alrededor.
Pero realmente no sabes quien eres.

Hoy estas solo, igual que ayer,
seguramente los proximos dias también lo estarás.
Y aunque no te importa, en realidad eso te está matando por dentro.

Pocas cosas te hacen ilusión. Pocas cosas te hacen reaccionar.
Para qué discutir, para qué defenderte.
Por qué importarte por nada.

Esta tarde te volviste a encerrar en tu mundo
centrado en uno de esos recuerdos dolorosos
que por alguna razón que desconoces te empeñas en disfrutar.
El sonido del piano te eriza la piel. Sus notas te llevan a aquel punto
y desilusionado te engañas pensando que puedes cambiarlo.

Por unos instantes vives esa realidad inventada, calmado, feliz.
Entonces algún ruido brusco te despierta y con ganas de llorar
te bloqueas y dejas que tus ganas de seguir luchando
se tomen un descanso eterno.

Antes de todo eso, mucho antes, esta misma mañana
mientras te levantabas sonriente pensando que hoy sería un gran día
te olvidabas de todas tus amarguras.

Todo se acaba, incluso la mala suerte. No importa cuántas veces te hayas desilusionado,
hoy vas confiado, radiante, convencido de que el encuentro por fin llegará.
Y cuando estás ahi, como un niño esperando a ver a su ídolo,
ves que no ha venido. Se habrá retrasado, no importa,
no quitaré mi sonrisa de la cara, la guardaba para ella.

El sol desapareció. Se escondió detrás de las montañas,
de unas montañas ensoñadoras que ahora te quitan la luz.
Y entonces, decepcionado e impotente, pareces empezar a entenderlo.

No puedes tocar un sueño. Es algo que has inventado
que has dado nombre y cara, pero que realmente no existe.
Porque si de verdad existiera no podría ser tan indiferente y cruel.

No eres la loca del muelle de San Blas.
Eres un soñador desilusionado y derrotado.