martes, 30 de agosto de 2016

Y MIENTRAS ATARDECE...

Con los cinco sentidos, ni uno menos
Te veo, siendo la única gota de color en un mundo gris
Te huelo, y te saboreo, tu pelo y tus labios
Y escucho tu voz, y el resto del mundo me sobra.
Tu piel y mi piel, que nunca antes se habian encontrado
Lo hacen ahora, con el tiempo agotado.

Y si muero esta vez quiero morir mientras duermo,
Mientras sueño contigo,
Si me voy a la eternidad que sea tu lado.
Un paseo por el infinito con tu única compañia.

No eres real. No todavía.
Quizas eres parte de una ilusión imposible,
Un respiro entre el más grande hastío 
Esperanza de sueños, esperanza de alivio.
No te tengo y te necesito.

Tardes de verano, viendo el sol esconderse
Indicando el final de cada dia, el comienzo de cada noche
Es alli donde me esperas, pero no lo sabes
O no quieres saberlo. Da igual, no tendré prisa.

Hoy. Ayer. Mañana.
Siempre es igual, no importa el dia.
El tiempo que transcurre entre segundo y segundo no pasa
Cuando manda la incertidumbre.
Así es, así ha de ser. Tu mandas y el tiempo obliga.

Impaciente, resignado y cansado. Pero nunca rendido.
Aguantando como un yunque aguanta al martillo.
Los golpes hacen cayo,armadura natural
Pero también ocultan la sensibilidad.
Espero que no la entierren, al fin y al cabo aún me queda

A veces es tan sencillo que nos empeñamos en complicarlo todo.
Incluso dejamos pasarlo sin poner remedio
Hay algo de magia y de absurdo en todo
Tampoco somos conscientes de esto, simplemente sucede
Ni importa ni deja de importar, es cosa de cada uno
Ya se verá al final del capitulo, al final del libro.
Cuando el telon se baje y los aplausos dicten final.



lunes, 8 de agosto de 2016

EL ANSIA

De nuevo otra vez víctima del nerviosismo
A punto de echarlo todo a perder, qué difícil es mantener la calma,
Parece mentira, después de tanto tiempo llegan las prisas...

Y es todo culpa de la ansiedad, que ataca desde el escaso descanso
Amaneces agitado tras un largo sueño en el corres tras ella pero ella no quiere esperarte. Corres y corres y cuando estás a punto de alcanzarla se desvanece. Te rindes y entonces ella se acerca, sonriendo, como a punto de dejar de jugar contigo. Pero entonces borra su sonrisa y sigue corriendo y tu la vuelves a perseguir. Y el bucle nunca termina.

Despiertas inquieto, haciéndote preguntas que dan miedo responder.
La migraña no ayuda. Aprieta el craneo,aplasta los ojos, rechinan las muelas, la luz te desespera... Y entonces vuelven, las voces, y aunque no quieres escucharlas ellas gritan

Y entre gritos te preguntan lo que no quieres responder, y como estan en tu cabeza te responden cosas que saben que te duelen y no quieres escuchar. Te hacen sentir estúpido.

Además no puedes ignorarlas porque estás como poseido y te vuelves loco y te tapas la cabeza con la almohada para asfixiarte y aprietas los dientes y escupes saliva roja de sangre y gritas tú más fuerte que ellas y cuando la locura te domina por completo de repente se callan.

Para cuando consigues calmarte y cuando vuelves a ser tu... ya no eres tu. Y no sabes lo que quieres, sólo quieres desaparecer

Pero no puedes hacer eso todavia...