lunes, 8 de agosto de 2016

EL ANSIA

De nuevo otra vez víctima del nerviosismo
A punto de echarlo todo a perder, qué difícil es mantener la calma,
Parece mentira, después de tanto tiempo llegan las prisas...

Y es todo culpa de la ansiedad, que ataca desde el escaso descanso
Amaneces agitado tras un largo sueño en el corres tras ella pero ella no quiere esperarte. Corres y corres y cuando estás a punto de alcanzarla se desvanece. Te rindes y entonces ella se acerca, sonriendo, como a punto de dejar de jugar contigo. Pero entonces borra su sonrisa y sigue corriendo y tu la vuelves a perseguir. Y el bucle nunca termina.

Despiertas inquieto, haciéndote preguntas que dan miedo responder.
La migraña no ayuda. Aprieta el craneo,aplasta los ojos, rechinan las muelas, la luz te desespera... Y entonces vuelven, las voces, y aunque no quieres escucharlas ellas gritan

Y entre gritos te preguntan lo que no quieres responder, y como estan en tu cabeza te responden cosas que saben que te duelen y no quieres escuchar. Te hacen sentir estúpido.

Además no puedes ignorarlas porque estás como poseido y te vuelves loco y te tapas la cabeza con la almohada para asfixiarte y aprietas los dientes y escupes saliva roja de sangre y gritas tú más fuerte que ellas y cuando la locura te domina por completo de repente se callan.

Para cuando consigues calmarte y cuando vuelves a ser tu... ya no eres tu. Y no sabes lo que quieres, sólo quieres desaparecer

Pero no puedes hacer eso todavia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario